Alguien diferente.

Era un hombre extraño. Pasaba por la vida con su sonrisa perenne y su bondad admirable, y eso le hacia diferente, raro. No le gustaba el fútbol, rehuía de la política y de la religión, y siempre que una conversación derivaba en discusión, él se quitaba de en medio, incluso a veces daba la razón a su interlocutor por no caer en ello. Amante de la naturaleza, tenia varios animales en su casa, perros gatos, gallinas y conejos. Con ellos se sentía más normal, no tienen malicia y no se aprovechan de él. Devolvía todo lo que se encontraba, nunca se impuso a su mujer, y en el trabajo todos pasaban por delante, siempre cediendo. Casi todo el año era así, apartado por los fuertes y buscado por los débiles sedientos de grandeza. Pero al terminar el año, cuando sus valores se empiezan a desmoronar y piensa que todo esta perdido, recibidos miles de golpes de todo tipo a su carácter afable y tranquilo. Cuando piensa que es momento de cambiar y ser mas fuerte y menos sociable, es cuando llega esa feliz época en la que él se convierte en el mas admirado, y la gente se da cuenta que su forma de ser es lo que realmente hace falta en el mundo. No es arrogante , no sabe que es eso, y no siente rencor, no conoce su significado, solo piensa que ojala todo el año fuera navidad.

LOS MAS LEÍDOS