Él o yo.

“Tienes que elegir, o él o yo”. Fue el final de la conversación, y el principio de mi reflexión. Me lo pensé por mi pareja, por todo lo andado, por lo vivido en común, aunque de antemano ya sabía lo que quería. Pensé en los pros y en los contras, pensé también en lo que cada uno de ellos me aportaba. Salí de casa a dar un paseo, para aclarar las ideas. No me había planteado nunca esta situación. Por mi cabeza no pasó nunca decidir entre ellos, pero ya no había opción, así lo quiso él. Fran es mi pareja de hace cinco años y no pensé nunca que la aparición de Ton provocaría esto. Fran es un gran amante y fiel compañero, pero en los últimos meses discutimos mucho, cada vez perdiendo más el respeto y por las cosas mas tontas. Yo se que me quiere, pero la situación es insostenible. Ton es diferente, siempre, en todo momento me demuestra su cariño y esto seguro de que no discutiremos nunca y que me seguirá a donde sea. Tras unos cigarrillos volví a casa. “Fran, tu me lo has planteado y yo he decidido. Me voy con Ton”. “¡Como puedes acabar con nuestra relación por esto! ¿De verdad me dejas?”. “Tu eres quien no puede convivir con ello”. Fran lanzo el vaso que tenia en la mano contra la pared y salió a la calle dando un gran portazo. Yo hice una pequeña maleta con lo necesario para no pasar ni una noche más allí, ya recogería el resto otro día cuando todo este más tranquilo. Le puse la correa Ton y nos fuimos de aquella casa para empezar una nueva vida juntos.

LOS MAS LEÍDOS