jueves, 9 de junio de 2016

Mi morfina.

No..... No puedo....... A veces solo miro al techo e intento relajar mi mente con buenos recuerdos o grandes deseos, pero me cuesta, no puedo. A veces cojo mi teléfono y rebusco entre las redes sociales algo que me distraiga o me aburra hasta lograr el sueño. A veces solo me quedo mirando tu hermosa y estilizada espalda, en la que disfruto sin tocar tu suave piel, en la que la penumbra no me impide ver su color dorado y en la que la leve distancia no disuade tu aroma. Es en ese momento cuando me tengo que levantar, por eso duermo mirando a la pared. Me lío un cigarrillo y veo vídeos en youtube hasta que me distraigo de ti y me entran ganas de dormir. Hoy tampoco pude, pero no fue lo mismo. Hoy estabas al revés y fue tu rostro lo que vi. No recuerdo más, solo dormí profundamente.