Inconsciente

*(Petición de Ina con las palabras clave prótesis, cortina y oreja.) Entró despacio, sin hacer ruido. Caminó suavemente, descalzado y todo lo más rápido que le permitía la situación. Su objetivo llegar al cuarto y echarse a dormir. No era la primera vez que llegaba tan tarde y ya fue advertido por sus padres para que no se repitiera. “ ¡Qué borrachera traigo hoy! ”. Pasó antes por el salón con la intención de coger su ordenador portátil y luego esconderse en su cuarto hasta mañana. Sabia que sus padres dormían con los ojos entreabiertos y las orejas levantadas, como los conejos. Se sonrió mientras se los imaginaba acostados con las orejas puestas en la pared, pendientes de su llegada. Cuando estaba en el salón escuchó la puerta de sus padres abrirse y corrió detrás de la cortina. Se oyeron unos pasos cortos y rápidos que se dirigían a su habitación, “ Es mamá, seguro ”. Pocos segundos después, se oyeron más rápido aún de vuelta al dormitorio principal. “ ¡Qué fastidio, ahora si que me han pillado!, aún así prefiero verles mañana, no estoy para broncas ”. Al salir de entre las cortinas el pendiente que llevaba en la oreja derecha se le enganchó y la barra que la sujetaba se descolgó cayendo sobre él y envolviéndolo. Armó tal jaleo que su padre entró con su arma, que tras saber que los ruidos de pasos que oyeron no eran de su hijo, la cama estaba vacía, entró cargado de adrenalina y recién despierto en la sala. Cuando entró y vio a la cortina caminando hacia él con los brazos en alto, disparó y la cortina cayó al suelo de golpe. Desde que tuvo aquel accidente hasta el momento que fue disparado por su padre, estuvo continuamente vigilado y cuidado por ellos. Hasta hace un mes, que recibió unas prótesis para sus piernas seccionadas en un absurdo accidente de moto. Cuando todos creían que ver la muerte de cerca le habría puesto en su sitio al igual que su madre, tras tener que darle cuidados de nuevo como si fuera un bebé. Esas malditas prótesis le devolvieron la vida y la inconsciencia.

LOS MAS LEÍDOS