domingo, 8 de marzo de 2015

Únicos y mimados

*(Petición de Asier Martínez con las palabras clave dinero, Boston y Chevrolet impala de 19070. Mimados y con dinero......jaja espero que te guste) Tras varias generaciones nos tocaba a nosotros. Las familias, tanto la suya como la mía iban eligiendo los siguientes jefes entre sus hijos para perpetuar la sociedad que hace mucho tiempo unos antepasados crearon. Cuando estos empezaron solo era un pequeño bar con una pequeña cocina, ahora tanto Carlos como yo heredábamos una gran cadena de restaurantes. Mi padre me eligió a mi antes que a mi hermana, porque es demasiado joven aún y porque ya manifestó que no le interesaba la hostelería. Lo de Carlos era diferente el siendo hijo único no tenía más remedio que hacerse cargo de su parte de la empresa. “ Carlos esto hay que celebrarlo ”. Fue lo primero que planificamos en nuestra primera reunión de directiva. Hice que mi hermana estuviera allí presente, no dejaría de llevarse el porcentaje correspondiente a los familiares no activos, (Así se llamaba a los correspondientes en generación, pero que no formaban parte de la empresa) por lo que tenía que estar. Nuestra sede principal, ya hace unos años que la trasladamos de Albacete a Boston, en EEUU. Así que tomamos los tres un avión con destino a la central de la que por fín era nuestra empresa. Coincidía además con el próximo cumpleaños de Carlos y unos días antes del viaje le compré por internet su regalo, un chevrolet impala de 1970. Entre sus miniaturas de vehículos de todo tipo que tenía ese era uno de los que más cariño procesaba y yo le acababa de comprar uno de verdad y en perfectas condiciones que le estaría esperando en Boston. Ya no tenía que pedir a mi austero y controlador padre dinero para nada, tenía todo el que quería, supongo que la austeridad y el sentido común me vendrán con el tiempo. Llegamos a la central, en la que disponíamos de estancias y nos preparamos para salir. Ya había hablado con el recepcionista para que cuando bajáramos el coche estuviera listo y reluciente. Al bajar, frente a la puerta principal, solo se le veía a él. Aquel coche clásico de grandes dimensiones, al que yo sinceramente no le encontraba ni la belleza ni la utilidad, con un enorme lazo rojo alrededor y con su color azul turquesa igual que la miniatura, lo hice pintar así, lo importante era hacer feliz a mi amigo y reciente socio. Al salir Carlos me miró y señaló con el dedo al coche y luego a él mismo. Yo asentí con la cabeza y salió corriendo como un niño con juguete nuevo. Mi hermana, aunque lo del coche no iba con ella, al ver a Carlos tan emocionado y teniendo en cuenta los nerviosa que era, empezó a dar saltos y gritos nerviosos alrededor del chevrolet. Carlos se sentó en el y yo lo hice a su lado. “ No me lo esperaba, de todas las cosas que pude pensar que me regalaran no estaba esta maravilla sobre ruedas y me confirma que eres un hombre con recursos ”. "¡Qué va Carlos!, un par de emails y unas de llamadas telefónicas, no tiene ningún merito ”. “ Pero acertaste de lleno ”. Mi hermana que se puso detrás no hacia más que repetir que arrancáramos y diéramos una vuelta. Carlos le dijo: “ Tranquila, mientras estemos en Boston iremos en el”. " Venga por favor ” Carlos frunció el ceño durante unos segundos y Linda puso puchero, parece mentira a sus dieciseís años y sigue haciendo cosas de bebe. A los pocos segundos Carlos cambió a una sonrisa mientras giraba la llave y el coche arrancaba ”. "¡Bien, nos vamos!” “ Vaya como suena Luis, muchísimas gracias, es el mejor regalo que me han hecho nunca ”. En ese momento me sonó el teléfono. “¿Diga?...de acuerdo ahora mismo lo voy a mirar...Era mi padre, que suba a la oficina y abra una conferencia. No sé ni que me quiere decir, id vosotros, ahora te llamo para que me recojas y nos vamos a comer algo”, Chocamos nuestros puños, era más adecuado con ese coche, y salieron a dar una vuelta. Antes de que llegara al ascensor se escucharon unos disparos y el recepcionista me vino a buscar corriendo. “ ¡Les han disparado, rápido! ”, corrí todo lo que pude hasta el coche y vi sangre y vísceras por todas partes, estaban muertos los dos. El recepcionista apuntó: “ Ya llamé a la policía. No se quienes eran, iban encapuchados en dos motocicletas ”. Yo me dí la vuelta y espere sentado en la acera que llegara la policía, nunca vi una escena ni parecida a esta. Ya pasado todo, en España, un inspector nos comentó que el coche pertenecía a un mafioso muy peligroso de la ciudad, que le fue confiscado y luego vendido en subasta pública al que luego me lo vendió a mi. “ Les confundieron con el antiguo dueño, debieron volverlo a matricular y esto no habría pasado ”. “ Gracias agente ”. “ Por cierto me han informado que ya andan tras la pista de los posibles causantes y son de la banda rival, esta claro que pasó”. El entierro fue emotivo, tuvo una gran importancia mediática. Todos querían sacar audiencia de aquellas muertes y de lo extraño del suceso en sí. Yo subí a mi despacho justo después del entierro. Ahora estaba solo, siempre quise ser hijo único, me gusta ser el único en todo.