El paraíso

( Petición de Conchi con las palabras clave: Tormenta, océano y D.N.I. Disculpa la tardanza, parece que me llamamiento del texto anterior va haciendo efecto. Gracias por tu ayuda.) Era un día especial, todo estaba planeado. Cuando se pusiera el sol llegaría su decimoctava noche vieja. Un cumpleaños feliz que si dios le acompañaba lo sería de verdad. Lo celebrarían en el paraíso, aquel lugar donde todo el mundo es feliz y se divierte. Allí, en aquel lugar, empezaría una nueva etapa de su vida. Vivían al otro lado del canal que separaba las poblaciones y el océano del mar. Cogieron una lancha acompañados de atisbo de tormenta y un arreciante viento. No había marcha atrás, ya quedaron en ir allí hace tiempo. Al salir del embarcadero las olas empezaron con amenazas salpicándoles. Al poco tiempo las cumplieron entrando en el motor y parándolo. La fuerte corriente y el viento les alejaban de cualquier destino, no podían tampoco retornar. Mientras intentaban dirigir la nave remando, la lluvia empezó a caer de tal forma que no veían ninguna de las orillas. Las olas cada vez más fuertes anegaban la embarcación creando el desconcierto y el pánico. Empezaron a rezar como única esperanza mientras su feliz noche se tornaba a oscura y terrible. No hubo forma de achicar el agua que desde arriba y desde abajo entraba en la lancha. El miedo hizo levantarse a uno de ellos que irremediablemente provocó que volcaran. Consiguió agarrase a la quilla de la embarcación invertida, que era lo único que asomaba por encima del agua. El frío agarrotaba cada vez más sus músculos haciendo peligrar su vida. Vio como su noche de cumpleaños y su día feliz en el paraíso se truncaban mientras sus amigos y compañeros iban desapareciendo entre la oscuridad hacia el océano. Cuando ya casi no le quedaba fuerza ni esperanza vio una luz y escuchó un motor. Una gran embarcación se acercaba rapidamente. Era la policía que venía a rescatarles, pero su mano se soltó y se unió con sus compañeros en la oscuridad. Despertó al día siguiente, el de su cumpleaños, dando gracias por el regalo de estar vivo. Estaba en el paraíso como él quería, tumbado junto a la orilla, pero le llevaban de vuelta a su casa al otro lado del canal. Postrado en una camilla, sin haberlo disfrutado ni conocido. Volvía preguntándose que tenía que hacer para quedarse allí a vivir, para encontrar su desconocida felicidad y su ansiada libertad. "¿ Que papeles o que promesas necesito ? ¿ Que es un D.N.I. ?".

LOS MAS LEÍDOS